La EIcH Ocular puede causar sequedad, irritación, sensibilidad a la luz, inflamación  o cicatrices bajo los párpados y exceso de lágrimas.