Célula Falciforme: La Historia de Khadijah

De receptora de trasplante de células madre a enfermera de trasplante, la vida de Khadijah ha dado un giro completo.

Printer-friendly versionPDF version

Khadijah Jackson se ha convertido en una superhéroe! No, ella no usa el icónico disfraz y la capa de superhéroe. En cambio, se pone una bata y un estetoscopio. De receptora de trasplante de células madre a enfermera de trasplante, la vida de Khadijah ha dado un giro completo.

Esta guerrera de células falciformes entró patinando en nuestros corazones cuando apareció en el calendario 2008 de BMT InfoNet Celebrando una Segunda Oportunidad en la Vida. Khadijah tenía solo 13 años, cuatro años después de su trasplante. Su gran sonrisa y entusiasmo por la escuela, la danza y sus amigos nos encantaron desde el principio. En ese momento, era una periodista en ciernes, dirigía los anuncios matutinos en su escuela y deslumbraba a sus maestros con su actividad escolar favorita, las presentaciones en clase. Era fácil ver que esta joven estaba empoderada y no tenia miedo en su búsqueda de un gran futuro.  

Khadijah aún reflexiona sobre su experiencia de trasplante, que marcó su adolescencia. Nunca olvidará la pérdida total del apetito durante el tratamiento o la crueldad de sus compañeros de clase cuando perdió el cabello y su piel se oscureció. Pero ahora dice que "nada de eso realmente importaba porque ¿qué niño entendería lo dura que era la batalla que estaba peleando?"

Ella recuerda con cariño el amor y el apoyo de sus padres que la acompañaron a través del trasplante. Sus padres “lloraron y se rieron conmigo en cada paso del camino”, dice Khadijah. Khadijah no es la única que tiene recuerdos de esta época, su hermano mayor fue su donante, y ella dice con un guiño: “nunca me deja olvidar que me salvó la vida”.

Su vida actual, como enfermera de trasplantes en Atlanta, se inspiró en las enfermeras que la cuidaron durante el trasplante y las terribles complicaciones. “Tuve muchas enfermeras que fueron muy cariñosas y me quitaron algunos de esos miedos. Me dije a mí misma que si salgo de esto, quiero brindar la misma comodidad a otros pacientes”, dice Khadijah. Recuerda haber soñado con ser enfermera trabajando junto a su hematólogo como parte de un equipo médico. Incluso cuando era una adolescente precoz, era muy consciente del papel fundamental que desempeñan las enfermeras en la atención de los pacientes. Fiel a sus aspiraciones, completó su maestría en enfermería el verano pasado. Hoy, 18 años después, lo está pagando cuidando a los pacientes trasplantados con la misma compasión, respeto y experiencia que fueron tan fundamentales en su propia recuperación.

Fuera del hospital, Khadijah es una entusiasta del vino y tiene un blog en YouTube titulado The Wine Aesthetic. Desde saborear tintos audaces hasta comparar vinos de celebridades e incluso competir en divertidos juegos de vinos, su blog es informativo y muy entretenido. Khadijah continúa aprendiendo una copa a la vez, y está tomando clases para obtener una certificación en educación sobre vinos. ¡Levanta tu copa y brinda por esta increíble mujer!

Spanish