La Historia de Braulio

Si usted le pregunta, Braulio Correa le dirá que él es la misma persona que era antes de su trasplante de médula ósea, sólo que mejor.

Printer-friendly versionPDF version
Spanish

Si usted le pregunta, Braulio Correa le dirá que él es la misma persona que era antes de su trasplante de médula ósea, sólo que mejor. Nacido en 1992, él ha sido hijo, estudiante, amigo, novio, amante de la Egiptología, cocinero kosher, compositor, miembro de una banda de heavy metal, y sobreviviente vivaz de su trasplante de médula ósea en 2012, cuando tenía 20 años.  Con muchos capítulos separados ya vividos tan temprano en su vida,

Braulio ahora los está juntando.

Braulio

"Me siento mejor que antes de estar enfermo, mejor que nunca," dice Braulio.

Después de graduarse de la escuela secundaria en 2010, Braulio estaba ansioso por tocar la guitarra de la que se había enamorado a los 14 años y sumergirse en la música heavy metal que había descubierto con nuevos amigos en la escuela secundaria. Quería escribir canciones y trabajar en el rendimiento. No estaba centrado en volver a la escuela, tenía un trabajo y su música.

Un día en septiembre de 2012, se sentía tan mal con náuseas y dolor de cabeza que ya no podía ignorar las fiebres y el dolor en los huesos que había tenido durante tres meses. Imaginó que el dolor era una artritis, porque las tareas diarias, como abrir botellas, se volvían cada vez más difíciles. 

Fue a la sala de emergencias donde los médicos anunciaron que tenía un recuento muy alto de leucocitos y leucemia mieloide aguda. Fue hospitalizado de inmediato. El 17 de septiembre comenzó la quimioterapia que duró hasta el día anterior a Acción de Gracias.

" Estaba en un estado de incredulidad," Braulio dice, "Esperaba algo así como, ‘toma esta pastilla y te sentirás mejor’. Lo más difícil fue decirle a mi mamá."

Pero no había ninguna píldora, y la quimioterapia que le habían dicho que era una necesidad no estaba funcionando para matar el cáncer. El médico de Braulio le dijo que lo que lo salvaría sería un trasplante de médula ósea.

Se le permitió irse a casa por una semana y necesitaba estar de regreso en el hospital para recibir la radiación corporal total y la intensa quimioterapia que lo prepararía para la introducción de las células madre donadas el 8 de diciembre.

" Mis imágenes de trasplante de médula ósea daban miedo. Pensé que tendrían que romperme los huesos, sacarles la médula y reemplazarla con la médula de otra persona," dice Braulio.  "Por supuesto que no fue nada de eso! Nada de romper ni escarbar."

Después del trasplante, se encontraba en aislamiento con solo unos pocos visitantes permitidos: sus padres y sus mejores compañeros Josue y Byron – y todos tenían que usar trajes amarillos especiales y máscaras sobre sus bocas.  Después de casi un mes recuperándose, soñando con sus amigos y su música, Braulio nació justo antes de Navidad. Su terrible experiencia había terminado.

Hoy la vida de Braulio tiene los mismos elementos, pero está más enfocada y sólida.

Donde hacía ejercicio antes, ahora levanta pesas mucho más pesadas y ha agregado correr a su rutina. Él está más fuerte que nunca.

Donde su banda Savagery solía tocar para audiencias pequeñas, esas audiencias son cada vez más grandes y hay espectáculos y giras en múltiples estados. Savagery ahora aparece en un CD de compilación que será una inserción en una revista popular y un álbum de larga duración está en proceso para 2017. 

Y donde la escuela era una idea distante para otro día, ahora está obteniendo su título de asociado para poder transferirse a una universidad de cuatro años en 2018 para obtener su licenciatura en arqueología y realmente explorar las ruinas en lugar de simplemente mirar la exploración en películas como Indiana Jones y La Momia.

Todo se está uniendo para Braulio.

“Estaba tan intimidado por tantas cosas antes," dice Braulio, " pero quería volver a la vida tanto. He utilizado el trasplante como motivación y ahora tengo la confianza que nunca tuve. Todo es muy sencillo." 

Siguiente página: La historia de Nancy