Leucemia Mielomonocítica Crónica (LMMC): La Historia de Gordon

Cómo Gordon recuperó una alegría de la infancia

Printer-friendly versionPDF version

Cómo Gordon recuperó una alegría de la infancia

Desde que tenía ocho años, el ciclismo ha sido una gran parte de la identidad de Gordon.

"Me hacía sentir vivo, lleno de energía y libre para viajar por mis propios medios", dice Gordon.

Pero un diagnóstico de leucemia mielomonocítica crónica (LMMC) en 2008, seguido de un trasplante de células madre, cambió abruptamente eso.

"Mi lucha contra la leucemia y su tratamiento definitivamente afectaron mi sentido del equilibrio y mi confianza", explica Gordon.

"El rápido envejecimiento que vino junto con mi trasplante de células madre hizo que andar en bicicleta estuviera fuera de mi alcance. El dolor de la degeneración y la artritis en el cuello y la espalda, en gran parte debido al uso prolongado de esteroides para tratar enfermedades crónicas de injerto contra huésped (EICH), me impidió andar en bicicleta por más de 5 minutos".

Pero Gordon "permaneció en la negación" de que sus días de andar en bicicleta habían terminado.

"Otros me alentaron a buscar nuevas actividades que no fueran andar en bicicleta y que pudieran llenar el vacío, pero no podía dejar de andar en bicicleta", dice.

Su determinación de recuperar las alegrías del ciclismo finalmente valió la pena.

"Hace un par de meses, probé una bicicleta reclinada. Andar en esa bicicleta desafió seriamente mi sentido del equilibrio, pero estaba enganchado. Creía que podía aprender a andar de nuevo".

"En cuestión de semanas, compré una bicicleta y, para mi total deleite, ahora estoy redescubriendo el placer de andar en bicicleta".

"Con una bicicleta reclinada, te sientas más bajo y tus pies pueden estar apoyados en el suelo cuando no estás montando. De esa manera, es mucho más fácil acercarse a la bicicleta reclinada. Pero el pedaleo y la dirección se sienten bastante diferentes a los de una bicicleta estándar. Tuve que aprender a relajarme en el asiento y relajar mi agarre en el manubrio, entonces el equilibrio se volvió mucho más fácil.

"Estoy tan agradecido de que hoy pueda viajar sin dolor una vez más".

Spanish