Desafíos Emocionales

Es importante prestar atención a su bienestar emocional mientras se prepara para el trasplante.

Printer-friendly versionPDF version

Un trasplante de células madre es una experiencia emocionalmente desafiante tanto para el paciente como para la familia. Es normal sentirse ansioso, asustado o deprimido. Es saludable buscar ayuda para sobrellevar sus sentimientos.

Poner las Cosas en Perspectiva

Los cambios que un trasplante creará en su vida diaria pueden, al principio, parecer imposibles de manejar. La lista de posibles complicaciones que pueden surgir después del trasplante puede asustarlo o desanimarlo.

Tómese un momento para poner las cosas en perspectiva. Pídale al equipo del trasplante que le explique todo usando términos que usted comprenda.

No se avergüence por tener que hacer la misma pregunta más de una vez hasta que comprenda la respuesta.

Pida al equipo médico que ponga las posibles complicaciones en perspectiva.

  • ¿Qué complicaciones se producirán con seguridad?
  • ¿Qué complicaciones se producen de manera ocasional o con poca frecuencia?
  • ¿Qué se hará para abordar las complicaciones cuando surjan?
  • ¿Las complicaciones son temporales o permanentes?

Una vez que tome la decisión de someterse a un trasplante, lo mejor es que enfoque la energía en cosas que pueda controlar, en vez de preocuparse por cosas que no pueda controlar. Preparar a la familia para el trasplante, seguir las recomendaciones de los médicos y buscar formas de aliviar el estrés son modos de enfocar la energía en actividades útiles que pueden contribuir a su recuperación.

Fije Objetivos Realistas

Pida al equipo del trasplante que haga un cálculo realista de cuánto tiempo durará la recuperación, cuándo podrá volver al trabajo o a la escuela y cuándo podrá retomar otras actividades. Si tarda más en recuperarse, no se desaliente. Que el período de recuperación sea más lento no significa que tenga menos posibilidades de curarse.

Evite compararse con otras personas o establecer objetivos poco realistas. Mida el progreso día a día o incluso hora a hora y prepárese para los días en los que las cosas no salen tan bien como las planeó. Esto es normal y no significa que el trasplante no funcione.

Relájese:

  • No se preocupe si se siente triste o desmotivado. Estos sentimientos son normales.
  • Usted está atravesando un procedimiento médico muy complejo. No se sorprenda si su capacidad para hacer frente a los problemas no es suficiente como para ayudarle durante el trasplante.
  • Pedir ayuda es de sabios, no de débiles.

Pérdida de Control

Cuando se prepara para un trasplante, es posible que sienta que pierde el control. La enfermedad ha pasado a controlar su cuerpo. Depende de un equipo médico al que apenas conoce para seguir con vida. El tratamiento lo dejará débil y dependerá de otras personas durante varias semanas.

Es normal que los pacientes se enfaden o se depriman por la falta de control. A veces, los pacientes expresan su frustración atacando a sus seres queridos o al equipo médico.

Hablar con un consejero sobre sus sentimientos puede ayudarle a seguir adelante y a sentirse cómodo aceptando la ayuda de los demás.

Busque Ayuda Profesional

Es muy común que los pacientes y sus familiares necesiten la ayuda de un profesional de la salud mental para abordar el estrés de un trasplante.

Un proveedor de salud mental puede ofrecerle excelentes ideas para ayudarlo a sobrellevar la experiencia del trasplante. Pregunte si hay un trabajador social o un psicólogo en su centro de trasplantes con quien pueda hablar o consulte el Directorio de Proveedores de Salud Mental de BMT InfoNet.

Si se siente ansioso, deprimido o tiene dificultad para dormir, su médico puede recetarle un medicamento contra la ansiedad o antidepresivo para ayudarlo a lidiar con el estrés. El uso a corto plazo de estos medicamentos es común entre los pacientes trasplantados y no conduce a una dependencia a largo plazo en la mayoría de los pacientes.

Hable con Otras Personas que Hayan Pasado por lo Mismo

Puede que le resulte útil hablar con alguien que haya pasado por un trasplante para saber qué esperar. El programa Enlaces de Apoyo de BMT InfoNet puede ponerlo en contacto con otra persona que haya pasado por un trasplante, o una persona que haya sido el cuidador o donante de un paciente trasplantado. Su trabajador social de trasplante también puede conectarlo con alguien que haya pasado por un trasplante.

Un Día a la Vez

Aunque suene repetitivo, ayuda abordar distintas cuestiones día a día o incluso hora a hora. Enfocarse en cuestiones que pueda controlar en lugar de preocuparse por los detalles que escapan de su control es una buena estrategia para abordar el estrés de un trasplante. Sobre todo, no se avergüence de pedir ayuda para abordar sus emociones cuando lo necesite.

(Para ver esta página en inglés haga clic aquí).

Siguiente página: Cómo Preparar a Familiares y Amigos

Actualizado en Agosto 2022

Spanish