Enfermedad Injerto contra Huésped (EIcH)

La enfermedad Injerto contra Huésped es una complicación común después de un trasplante de médula ósea

Printer-friendly versionPDF version

¿Qué es la enfermedad Injerto contra Huésped (EIcH)?

La enfermedad Injerto contra Huésped (EIcH) es una complicación común que surge después de un trasplante en el que se han usado células de donante. La EIcH no constituye un problema para pacientes en los que se usaron sus propias células.

La EIcH ocurre cuando el sistema inmune del donante (el injerto) percibe los órganos y tejidos (del receptor) como células desconocidas a las que debiera destruir.

Las células que disparan esta reacción son un tipo de glóbulos blancos denominados células T. Son parte del sistema inmunológico y ayudan a proteger el organismo contra infecciones y combatir el cáncer.

Entre el 20 y 50 por ciento de pacientes trasplantados con células de donante desarrollarán la enfermedad de injerto contra huésped después del trasplante. El porcentaje es aún mayor en:

  • pacientes mayores
  • pacientes que fueron trasplantados con células de donante no relacionado
  • pacientes trasplantados con células madre de sangre periférica en lugar de médula ósea o sangre de cordón.

La mayoría de casos de EIcH son leves o moderados y se resuelven con el tiempo. No obstante, la EIcH puede ser más severa y en algunos casos poner en riesgo su vida.

Los pacientes que desarrollan EIcH usualmente lo hacen dentro del primer año siguiente al trasplante. Sin embargo, la EIcH puede ocurrir meses o años más tarde.

Tipos de ElcH

Hay dos formas de EIcH: EIcH aguda y EIcH crónica. Los pacientes pueden desarrollar una, ambas o ninguna.

Cada una tiene efectos diferentes en órganos y tejidos. Si bien las EIcH, aguda y crónica, usualmente ocurren en diferentes períodos de tiempo, es posible que ambas ocurran al mismo tiempo.

Página siguiente: Enfermedad Injerto contra Huésped Aguda (EICHa)
 

Spanish