Fatiga Crónica y Problemas para Dormir

La fatiga crónica y los problemas para dormir son comunes después del trasplante. Es posible que necesite ajustar sus actividades y estilo de vida por un tiempo.

Printer-friendly versionPDF version

Cuando regrese a casa, esperará reanudar sus actividades normales. Sin embargo, la fatiga crónica puede dificultarlo por un tiempo.

La fatiga crónica después del trasplante es diferente a simplemente sentirse cansado. No puede mejorarlo simplemente tomando una siesta.

Sin embargo, hay cosas que puede hacer para minimizar el impacto de la fatiga crónica en sus actividades diarias.

¿Existe una Causa Médica para su Fatiga Después del Trasplante?

El primer paso es identificar y tratar cualquier causa médica subyacente. Estas pueden incluir:

  • anemia
  • deshidratación
  • deficiencia de hormona tiroidea
  • efectos secundarios de la medicación
  • infección
  • disminución de la actividad física
  • nutrientes insuficientes
  • problemas del corazón
  • dolor
  • estrés
  • interrupción del sueño

Si uno de estos problemas está contribuyendo a su fatiga, su médico puede recetarle medicamentos para resolver el problema.

Manténgase Activo

Estar inactivo puede conducir a la fatiga. Trate de hacer ejercicio todos los días, comenzando lentamente y aumentando su actividad un poco cada día.

Caminar es un buen ejercicio para casi todos. Si desea comenzar una rutina de ejercicios más rigurosa, hable con su médico antes de comenzar.

Planifique con Anticipación

Planifique sus actividades en función de los momentos del día en los que tenga más energía.

Priorice las actividades de acuerdo a lo que es más importante para usted. Es posible que no tenga la energía para hacer todas las cosas que desea hacer durante el día, así que elija una o dos que sean más importantes para usted.

Mire un video sobre el manejo de la fatiga después del trasplante.

Dormir lo Suficiente

Los problemas para dormir son comunes entre los sobrevivientes de trasplantes, así como entre los cuidadores familiares, y pueden persistir durante años. La falta de sueño durante un largo período de tiempo puede tener graves consecuencias para la salud, incluyendo:

  • Enfermedad del corazón
  • Diabetes
  • Obesidad

Dormir mal también puede contribuir a:

  • Dolores de cabeza
  • Fatiga diurna
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Abuso de sustancias
  • Problemas de atención, concentración y memoria
  • Irritabilidad

Para este problema los médicos suelen recetar medicamentos para dormir. Sin embargo, también puede lograr una buena noche de descanso sin medicamentos utilizando la terapia cognitiva conductual diseñada específicamente para el insomnio (TCC-I). De hecho, el Colegio Estadounidense de Médicos recomienda que, como tratamiento inicial, en lugar de medicación todos los pacientes adultos reciban terapia cognitiva-conductual para el insomnio.

¿Qué es la Terapia Cognitiva Conductual para el Insomnio (TCC-I)?

La terapia cognitiva conductual para el insomnio es una forma de tratamiento que ayuda a los pacientes a comprender su sueño y a cambiar los pensamientos y comportamientos que interfieren con la falta de sueño.

En el transcurso de unas 6 a 8 sesiones durante unos meses, un terapeuta que se especializa en TCC-I lo ayuda a:

  • realizar un seguimiento y comprender su comportamiento de sueño vigente
  • identificar comportamientos que interfieren con el sueño
  • adoptar hábitos que promuevan un buen descanso nocturno
  • ser consciente de los pensamientos negativos sobre el sueño que empeoran los problemas del sueño

Un terapeuta del sueño puede ayudarlo a detener los comportamientos que interfieren con el sueño, como:

  • Horario de sueño/vigilia inconsistente
  • Usar la cama para actividades distintas a dormir
  • Tomar siestas prolongadas durante el día
  • Usar dispositivos electrónicos en el dormitorio, como televisión, teléfonos inteligentes y computadoras

Los hábitos que un terapeuta podría ayudarlo a desarrollar para promover el sueño incluyen:

  • Establecer un horario regular de sueño. Es especialmente importante despertarse a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana.
  • Usar su cama solo para dormir y tener sexo. Esto ayuda a entrenar a su cuerpo para que reconozca su cama solo para estos fines.
  • Si se despierta durante la noche y no puede dormir, levántese de la cama en lugar de quedarse ahí tratando de volver a dormirse.
  • Si las preocupaciones sobre las cosas que debe hacer al día siguiente lo mantienen despierto, tómese 20 minutos antes de acostarse para hacer una lista de todas las cosas que debe recordar hacer y tome nota de cuándo abordará estos problemas: mañana, la próxima semana. o el próximo mes. Si se despierta preocupado por estas cosas, recuerde que tiene un plan escrito.

Puede encontrar un terapeuta del sueño capacitado cerca de usted a través de la Sociedad de Medicina Conductual del Sueño en Behavioralsleep.org (haga clic en la Búsqueda de Proveedores) o llamando al 859-312-8880. Si no existe ninguno en su área, pruebe estos recursos impresos y en línea:

Libros:

  • Overcoming Insomnia, por Jack D. Edinger y Colleen E. Carney
  • The Insomnia Workbook, por Stephanie A. Silberman, PhD, DABSM
  • Say Good Night to Insomnia, por Gregg D. Jacobs, PhD

En línea:

  • Sleepio™ en sleepio.com, gratuito si califica para un estudio de investigación

Mire un video sobre cómo manejar los problemas del sueño después del trasplante.

(Para ver esta página en inglés haga clic aquí).

Siguiente página: Salud Sexual Después del Trasplante

Actualizado en Agosto 2022.

Spanish