Proteja su fertilidad

La mayoría de los pacientes quedan infértiles tras el trasplante. Infórmese sobre cómo conservar la capacidad para tener hijos.

Printer-friendly versionPDF version
Spanish

La mayor parte de los pacientes, aunque no todos, no seguirán siendo fértiles después de un trasplante. Si se somete a un trasplante de intensidad reducida (trasplante no mielosupresor), es más probable que siga siendo fértil.

Afortunadamente, hay opciones disponibles para quienes desean tener hijos después de un trasplante.

Opciones para los hombres que quieren preservar su fertilidad

La mayor parte de los hombres pueden almacenar el esperma en bancos antes del trasplante.

Incluso aunque no piensen en tener hijos, vale la pena contemplar la posibilidad de almacenar el esperma en un banco.

Es posible que cambie de opinión más adelante y tener esperma almacenado en un banco mantiene esa posibilidad.

Hablar sobre un banco de esperma con un adolescente que necesita un trasplante puede ser difícil y emocionalmente perturbador para el joven. Contemple la posibilidad de hablar con un trabajador social del hospital o con un terapeuta sobre cuál es la mejor forma de abordar este asunto tan delicado con su hijo.

Hay una opción para quienes no almacenen el esperma en un banco antes del trasplante. Se trata de un procedimiento denominado recuperación de esperma testicular. Incluso aunque no haya esperma en la eyaculación, puede que haya esperma viable en los testículos, que puede extraerse y utilizarse para fecundar el óvulo de una mujer y crear un embrión.

La recuperación del esperma testicular también puede contemplarse antes del trasplante si no hay esperma en la eyaculación debido a un tratamiento previo. Sin embargo, es posible que ésta no sea una opción para quienes deban realizarse un trasplante de urgencia.

Opciones para las mujeres que quieren preservar su fertilidad

En el caso de las mujeres, es posible obtener óvulos antes del trasplante, fecundarlos con el esperma de un hombre para crear embriones y congelar dichos embriones para usarlos más adelante. Este es un procedimiento que dura varias semanas y es posible que no sea una opción para quienes deban realizarse un trasplante de urgencia.

Después del trasplante, es factible que una mujer pueda quedar embarazada si se le implantan los embriones en el útero. Este procedimiento, denominado fertilización in vitro, no siempre es satisfactorio. No obstante, muchos de quienes han sido objeto de trasplantes han tenido hijos de esta manera.

También es posible obtener y congelar los óvulos de una mujer sin fecundarlos con el esperma de un hombre. Sin embargo, los óvulos no fecundados tienen menos probabilidades de sobrevivir al proceso de congelación y descongelación que los óvulos fecundados.

Una opción experimental para las mujeres es congelar el tejido ovárico. El tejido ovárico se extrae durante un procedimiento quirúrgico breve y ambulatorio y se congela. El tejido puede implantarse, a continuación, en el ovario de una mujer y producir óvulos.

Si no desea quedar embarazada

A pesar de que la mayoría de las pacientes dejan de ser fértiles después de un trasplante, muchas mujeres que han sido objeto de trasplantes han tenido hijos después del trasplante sin necesidad de intervenciones médicas.

Si no tiene previsto quedar embarazada después del trasplante, utilice un método anticonceptivo para evitar un embarazo no deseado.

Recursos adicionales

Live Strong/Fertile Hope ofrece información sobre las opciones disponibles para tener hijos después de tratar un cáncer, derivaciones a clínicas de fertilidad en los EE. UU. y preguntas para las agencias de fertilidad y adopción.

The Oncofertility Consortium ofrece información sobre la preservación de la fertilidad y enlaces a clínicas que ofrecen opciones de preservación de la fertilidad para pacientes con cáncer.

Eche un vistazo a esta presentación de BMT InfoNet acerca de cómo tener hijos después de un trasplante.

Siguiente página: Prepárese para el trasplante de su hijo