Guías médicas a largo plazo

Pruebas y procedimientos recomendados para el control de la salud.

a una revisión todos los años. 

Printer-friendly versionPDF version
Spanish

Ahora que se ha completado el trasplante, querrá tomar medidas para proteger su salud a largo plazo. Es importante que mantenga informado al equipo de atención sanitaria de forma activa durante toda la vida.

Guías asistenciales posteriores al trasplante

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Trasplantes de Sangre y Médula Ósea ha elaborado una guía enfocada al seguimiento después de un trasplante. Estas guías recogen las pruebas y los exámenes que deben hacerse a los seis meses, al año y todos los años después del trasplante. Léalas junto con el médico del trasplante para determinar si corresponde hacer alguna modificación específica para usted.

Comparta estas guías con todos sus médicos, incluidos dentistas, oftalmólogos y demás especialistas. Debe ajustarse a estas guías durante toda la vida aunque esté sano.

Guías para pacientes pediátricos

El Grupo de Oncología Infantil ha elaborado una serie de guías de seguimiento a largo plazo para los niños, adolescentes y adultos jóvenes que han tenido cáncer. Dado que los niños no se han terminado de desarrollar, la frecuencia y el tipo de pruebas de seguimiento que necesitan a largo plazo pueden ser distintos de los que necesitan los adultos.

Vacunación después de un trasplante

Después de un trasplante de células madre, es posible que los anticuerpos suministrados en las vacunas que recibió anteriormente hayan dejado de ser eficaces. A menos que se vuelva a vacunar, estará en riesgo de desarrollar una enfermedad evitable.

Un equipo internacional de centros de trasplante ha desarrollado unas guías consensuadas que recomiendan que los pacientes se vuelvan a vacunar frente a las siguientes enfermedades después de un trasplante:

  • difteria;
  • tétanos;
  • tosferina acelular;
  • enfermedad neumocócica;
  • infección por hemófilos;
  • gripe;
  • sarampión;
  • paperas;
  • rubéola;
  • enfermedad meningocócica;
  • poliomielitis;
  • hepatitis B.

El momento oportuno para volver a vacunarse dependerá de su situación médica en particular. Pregunte al equipo del trasplante cuál es el calendario de revacunación más adecuado para usted.

Siguiente página: Ser padres después de un trasplante