Pruebas anteriores al trasplante

Antes del trasplante, se le harán numerosas pruebas para evaluar su salud y garantizar que el trasplante sea una buena opción terapéutica.

Printer-friendly versionPDF version
Spanish

¿Quién puede someterse a un trasplante de médula ósea, células madre o sangre de cordón umbilical?

Un trasplante de células madre sanguíneas es un procedimiento médico riguroso. Para determinar si es un buen candidato para el trasplante, el equipo médico tendrá en cuenta los siguientes factores:

  • su edad;
  • su estado físico general;
  • el diagnóstico;
  • los antecedentes terapéuticos previos;
  • la disponibilidad de un donante de células madre sanguíneas, a menos que se usen sus propias células para el trasplante.

Pruebas médicas para determinar si es un buen candidato para recibir un trasplante

Se le harán pruebas de corazón, pulmones, riñones y otros órganos vitales antes del trasplante para garantizar que pueda tolerar el procedimiento. Por lo general, se trata de:

  • gammagrafía MUGA/ecocardiograma/ECG para medir la función cardíaca;
  • prueba de la función pulmonar para medir la salud de los pulmones;
  • radiografía de tórax/TAC para detectar problemas pulmonares e infecciones;
  • análisis de sangre y orina para medir:
    • cifras de glóbulos sanguíneos;
    • función renal;
    • función hepática;
    • exposición anterior a enfermedades infecciosas;
  • pruebas para verificar el estado de la enfermedad;
  • exploración física completa y antecedentes médicos;
  • exploración dental.

Por otro lado, se reunirá con un trabajador social o psicólogo para hablar sobre su salud emocional y con un asesor financiero que le ayudará con las autorizaciones del seguro y los asuntos financieros.

Siguiente página: Cómo se obtienen la médula ósea y las células madre