Astenia crónica y problemas para dormir

La astenia crónica y los problemas para dormir son frecuentes después de un trasplante.

Printer-friendly versionPDF version
Spanish

Cuando vuelva a casa, estará ansioso por retomar sus actividades diarias. Sin embargo, es posible que la astenia crónica le impida hacerlo durante un tiempo.

La astenia crónica derivada de un trasplante difiere del simple cansancio. No se soluciona con dormir una siesta.

No obstante, hay cosas que puede hacer para reducir las repercusiones de la astenia crónica en las actividades diarias.

¿Se conoce la causa médica de la astenia derivada del trasplante?

El primer paso es identificar y tratar cualquier causa médica subyacente. Cabe destacar:

  • anemia;
  • deshidratación;
  • hipotiroidismo;
  • efectos secundarios de la medicación;
  • infecciones;
  • reducción de la actividad física;
  • insuficiencia nutricional;
  • problemas cardíacos;
  • dolor;
  • estrés;
  • trastornos del sueño.

Si alguno de estos factores está contribuyendo a la astenia, el médico podrá recetarle medicamentos para solucionar el problema.

Manténgase activo

Mantenerse inactivo puede generar astenia. Intente hacer ejercicio a diario: empiece despacio y aumente la actividad poco a poco todos los días.

Las caminatas son un buen ejercicio para casi todas las personas. Si desea iniciar una rutina de ejercicios más rigurosa, hable con su médico con antelación.

Planifique con tiempo

Planifique sus actividades en horarios en los que tenga más energía.

Dé prioridad a las actividades de acuerdo con lo que revista más importancia para usted. Es posible que no tenga energía suficiente para hacer todas las cosas que quiere hacer durante el día, así que escoja las dos que sean más importantes para usted.

Eche un vistazo a esta presentación sobre cómo abordar la astenia después de un trasplante.

 

Duerma bien

Los trastornos del sueño son habituales en quienes se han sometido a trasplantes y pueden persistir varios meses. Si tiene problemas para conciliar el sueño o dormir:

  • fíjese unos horarios para dormir y manténgalos;
  • asegúrese de disponer de un lugar tranquilo para dormir e indique a familiares y amigos su rutina para limitar las interrupciones;
  • utilice el dormitorio solo para dormir y mantener relaciones sexuales.

Evite consumir los siguientes productos antes de acostarse, ya que pueden afectar al sueño:

  • alimentos y bebidas con cafeína, como café, té o chocolate;
  • bebidas alcohólicas;
  • comidas abundantes por la noche;
  • siestas o ejercicio enérgico después de las 15:00 h.

Eche un vistazo a esta presentación sobre cómo abordar los problemas para dormir después de un trasplante.

 

Siguiente página: Salud sexual después de un trasplante